25 septiembre, 2007

Un par de anuncios de coches

Cada vez me convenzo más de que lo que más me gusta de la programación de la televisión son los anuncios. Sí, ya sabéis: los programas son esas cosas que ponen en medio de los anuncios. Y realmente hay que admitir que los publicistas cada vez tienen mejores ideas. ¿Verdad que antes era muy fácil adivinar qué anunciaban con tan solo ver los dos primeros segundos? Ahora sólo sabemos qué nos quieren vender en el instante final del anuncio. Los quince primeros segundos de los veinte que suelen durar nos tienen en vilo intentando adivinar de qué nos hablan.
Esto es especialmente habitual en los anuncios de coches. Ya no se trata de cautivarnos con la marca, sino de captar nuestra TOTAL atención mientras transcurre la publicidad. Este anuncio lo descubrí hace bastante tiempo, pero estos días lo podemos ver en la televisión:


Fascinante... En otro estilo completamente diferente, pero no menos imaginativo, se encuentra el anuncio del Citroën C1, integrado en un cubo de Rubik gigante.


Por un momento me recordó a la película 'Cube'. ¿La habéis visto?

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues no sabría decir cual de los dos me ha cautivado más porque ambos desbordan imaginación y son de estilos bien diferentes.En los últimos tiempos la verdad es que los anuncios de coches son genia- les;no sé si se debe al tema en sí que a los tios les fascina y cabe pensar que los anuncios de coches los engendran los géneros masculinos o porque la publicidad ha evolucionado positivamente y vertiginosamente, o un producto de ambas cosas, sencillamente mis felicitaciones al publicista.

 

Términos

El contenido de este blog es de acceso público.
La Frontera Perdida es el propietario de todos los derechos, títulos e intereses asociados a los textos y/o imágenes publicados, incluidos todos los derechos sobre la propiedad intelectual que actúen sobre ellos, independientemente de si los mencionados derechos están registrados o no y de donde existan.

Derechos reservados

1. Los derechos de propiedad intelectual de este blog, su código fuente, diseño, estructura de navegación, bases de datos y los distintos elementos en él contenidos son titularidad de La Frontera Perdida, a quien corresponde el ejercicio exclusivo de los derechos de explotación de los mismos en cualquier forma y, en especial, los derechos de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación.

Derechos reservados

2. Tanto el acceso a este web como el uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo es de la exclusiva responsabilidad de quien lo realiza. El autor no responderá de ninguna consecuencia, daño o perjuicio que pudieran derivarse de dicho acceso o uso de la información.

Derechos reservados

3. Se permite la reproducción parcial (no así la total), su traducción, inclusión, transmisión, almacenamiento o acceso a través de medios analógicos, digitales o de cualquier otro sistema o tecnología creada o por crearse, siempre que se mencione la fuente o se proporcione un enlace a este blog.