18 enero, 2007

Barcelona


Hoy he estado exiliado de casa. Y es que están cambiando todos los ventanales de la fachada de mi edificio y cuando llegué al mediodía tenía el dormitorio, el salón y la habitación donde tengo el ordenador totalmente al aire y los obreros se estaban esmerando en dejar mi casa concienzudamente llena de polvillo. Las sierras circulares para estos menesteres son mano de santo, oigan.
Así que dije: "estos aquí no me pillan". Y cogí la bici y me fui a dar un garbeo. Y pedaleando, pedaleando, llegué hasta Diagonal Mar y el Fòrum.


Y hace ya tiempo que me apetecía inaugurar una serie con fotografías de Barcelona, así que voy a empezar por esta que he hecho hoy, aprovechando el atardecer.
Esta es una zona muy tranquila y viene mucha gente a hacer jogging, a andar en bici o simplemente a pasear. Hay un puerto parecido al Puerto Olímpico, pero en lugar de atracar embarcaciones deportivas están amarrados unos yates que son más grandes que cualquiera de nuestras casas.
Desde aquí se ve la Barcelona del mar y los edificios más próximos a Diagonal Mar. Esta zona está creciendo mucho y se están construyendo montones de edificios y torres de hoteles. Pasear por aquí dentro de un par de años será seguramente muy diferente.

10 enero, 2007

Año nuevo...


Una vez más he sufrido las consecuencias de un nuevo traslado, aunque esta vez ha sido para mucho mejor.
Lo peor: el "operador de telecomunicaciones" (no quiero señalar) que me proporcionaba el servicio de acceso a Internet ha demostrado una incompetencia sin precedentes en una operación tan simple como es el traslado de una línea de teléfono, cometiendo ineptitud tras ineptitud para intentar arreglarlo. Algo que en condiciones normales debería estar resuelto en dos o tres días les ha llevado más de un mes, lo que deja al descubierto una escandalosa ausencia de profesionalidad que avergonzaría a cualquier empresario digno.

Berrinches aparte, he estado verdaderamente muy ocupado y además han coincidido las fechas navideñas, con lo que las previsiones de sentarse delante del ordenador a hacer algo simplemente se han ido a la porra.

Pero, como se suele decir, año nuevo, vida nueva, así que intentaremos remediarlo poco a poco ahora que el 2007 empieza a balbucear. Lo primero de todo, nueva dirección de correo:


Y lo segundo (si las cosas salen como uno desearía), volver a emitir inminentemente.

Permanezcan atentos a sus pantallas...

 

Términos

El contenido de este blog es de acceso público.
La Frontera Perdida es el propietario de todos los derechos, títulos e intereses asociados a los textos y/o imágenes publicados, incluidos todos los derechos sobre la propiedad intelectual que actúen sobre ellos, independientemente de si los mencionados derechos están registrados o no y de donde existan.

Derechos reservados

1. Los derechos de propiedad intelectual de este blog, su código fuente, diseño, estructura de navegación, bases de datos y los distintos elementos en él contenidos son titularidad de La Frontera Perdida, a quien corresponde el ejercicio exclusivo de los derechos de explotación de los mismos en cualquier forma y, en especial, los derechos de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación.

Derechos reservados

2. Tanto el acceso a este web como el uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo es de la exclusiva responsabilidad de quien lo realiza. El autor no responderá de ninguna consecuencia, daño o perjuicio que pudieran derivarse de dicho acceso o uso de la información.

Derechos reservados

3. Se permite la reproducción parcial (no así la total), su traducción, inclusión, transmisión, almacenamiento o acceso a través de medios analógicos, digitales o de cualquier otro sistema o tecnología creada o por crearse, siempre que se mencione la fuente o se proporcione un enlace a este blog.