14 junio, 2009

Error de estretegia

Cuando una empresa decide abrirse al mundo a través de Internet debe tener clara una cosa: la WWW es un escaparate a nivel mundial donde cualquiera puede acceder a nuestros contenidos. Así que, estratégica y comercialmente hablando, una empresa debería prestar especial atención a cómo desea hacer pública su presencia en Internet.

La inmobiliaria Buqueras ha cometido un error de bulto. Esto es lo que podemos encontrarnos si accedemos a su página web:


"Esta Web esta preparada solo para Internet Explorer. Por favor entre con este navegador."

Dos cositas:
  1. Gustos o intereses particulares aparte, Internet Explorer no está considerado precisamente como un navegador recomendable.
  2. Así que no permitir el acceso a una web al resto de usuarios que prefieren utilizar otros navegadores es, simplemente, cerrarse las puertas al mundo.
El responsable de este desaguisado podría perfectamente haber hecho una advertencia del estilo: "para ver correctamente determinados contenidos de esta web se recomienda que utilicen Internet Explorer", y permitir el acceso con cualquier otro navegador. Pero no, si no usas IE, hasta aquí has llegado. No tenemos nada más que ofrecerte.
Sinceramente, como estrategia comercial es nefasta. Me juego algo a que el 100% de usuarios que se hayan encontrado con este mensaje de bienvenida han optado por desestimar los servicios de esta empresa. Así que, señores de Buqueras, si quieren ser serios, mi consejo es que cambien de webmaster.
 

Términos

El contenido de este blog es de acceso público.
La Frontera Perdida es el propietario de todos los derechos, títulos e intereses asociados a los textos y/o imágenes publicados, incluidos todos los derechos sobre la propiedad intelectual que actúen sobre ellos, independientemente de si los mencionados derechos están registrados o no y de donde existan.

Derechos reservados

1. Los derechos de propiedad intelectual de este blog, su código fuente, diseño, estructura de navegación, bases de datos y los distintos elementos en él contenidos son titularidad de La Frontera Perdida, a quien corresponde el ejercicio exclusivo de los derechos de explotación de los mismos en cualquier forma y, en especial, los derechos de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación.

Derechos reservados

2. Tanto el acceso a este web como el uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo es de la exclusiva responsabilidad de quien lo realiza. El autor no responderá de ninguna consecuencia, daño o perjuicio que pudieran derivarse de dicho acceso o uso de la información.

Derechos reservados

3. Se permite la reproducción parcial (no así la total), su traducción, inclusión, transmisión, almacenamiento o acceso a través de medios analógicos, digitales o de cualquier otro sistema o tecnología creada o por crearse, siempre que se mencione la fuente o se proporcione un enlace a este blog.