18 febrero, 2007

John Cage: 4' 33"

John Cage (Los Ángeles, 5 de septiembre 1912 - Nueva York, 12 de agosto 1992), revolucionó la música contemporánea dotándola de un lenguaje caótico. Una de sus influencias fue el Zen, el cual le condujo en lo musical a usar silencios interminables, sonidos desconectados, casuales y atonales con un volumen, duración y timbre aleatorios.
En ocasiones dejaba que el azar eligiera sus composiciones. Por ejemplo, llegó a usar un método según el cual se perforaba una hoja de papel en los lugares en los que se encontraba alguna imperfección, para luego mediante un papel transparente iba calcando estas marcas sobre un pentagrama.
Cage usaba el término "música no-intencional" para algunas de sus obras. Aquí os presento la titulada 4'33" (1952), cuya partitura especifica que el intérprete no ejecutará ningún sonido en su instrumento durante los 4 minutos y 33 segundos que dura la obra.




Me reservo mi opinión al respecto, pero no puedo pasar por alto el detalle del director enjugándose el sudor al finalizar el primer movimiento.

5 comentarios:

elena dijo...

¿puedo opinar? ¡¡Menuda tomadura de pelo!! pero pero peroooo, ¿¿les pagan por no tocar??
Esto no es nuevas músicas ni na, efectivamente, no es na de na.

Anónimo dijo...

Esto es lo grande de las músicas alternativas ¡qué son diferentes! olon

Pepe Acevedo dijo...

a ver si esta vez...tu mira los sudores de la gente

Solvvinge dijo...

lamadrequeloparió...

xdddddddddddd

Anónimo dijo...

4:33, una obra que es la antítesis del sonido, Cage nos invita a no escuchar. Es la obra más democrática que conozco, cualquiera puede tocarla y tener algo diferente en cada interpretación.

 

Términos

El contenido de este blog es de acceso público.
La Frontera Perdida es el propietario de todos los derechos, títulos e intereses asociados a los textos y/o imágenes publicados, incluidos todos los derechos sobre la propiedad intelectual que actúen sobre ellos, independientemente de si los mencionados derechos están registrados o no y de donde existan.

Derechos reservados

1. Los derechos de propiedad intelectual de este blog, su código fuente, diseño, estructura de navegación, bases de datos y los distintos elementos en él contenidos son titularidad de La Frontera Perdida, a quien corresponde el ejercicio exclusivo de los derechos de explotación de los mismos en cualquier forma y, en especial, los derechos de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación.

Derechos reservados

2. Tanto el acceso a este web como el uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo es de la exclusiva responsabilidad de quien lo realiza. El autor no responderá de ninguna consecuencia, daño o perjuicio que pudieran derivarse de dicho acceso o uso de la información.

Derechos reservados

3. Se permite la reproducción parcial (no así la total), su traducción, inclusión, transmisión, almacenamiento o acceso a través de medios analógicos, digitales o de cualquier otro sistema o tecnología creada o por crearse, siempre que se mencione la fuente o se proporcione un enlace a este blog.