19 marzo, 2012

Mike Oldfield

Pocas veces la publicación de un primer disco ha marcado tantas cosas: la carrera de un hombre, el arranque de una compañía discográfica y hasta una forma de entender la música. Cuando en 1973 se grabó el "Tubular Bells", sin saberlo, estaba a punto de originarse un mito.
Con más de 40 millones de copias vendidas (de las cuales 17 millones se corresponden a este primer trabajo), su música ha influido de una manera especial a incontables seguidores en todo el mundo.

Por ello, el año 2012 (y probablemente el 2013) lo estamos dedicando a repasar la discografía de Mike Oldfield, al igual que hemos hecho anteriormente con Vangelis y Jean Michel Jarre. Porque sois muchos los que nos lo habéis pedido y porque también muchos de vosotros sólo conocéis su obra posterior a los años 90, cuando precisamente el período que abarca de 1973 a 1983 es el más interesante y revelador de su trabajo, donde su genialidad ha forjado un estilo deslumbrante que a mí personalmente me ha influido desde siempre.

Escuchad los podcast aquí.

0 comentarios:

 

Términos

El contenido de este blog es de acceso público.
La Frontera Perdida es el propietario de todos los derechos, títulos e intereses asociados a los textos y/o imágenes publicados, incluidos todos los derechos sobre la propiedad intelectual que actúen sobre ellos, independientemente de si los mencionados derechos están registrados o no y de donde existan.

Derechos reservados

1. Los derechos de propiedad intelectual de este blog, su código fuente, diseño, estructura de navegación, bases de datos y los distintos elementos en él contenidos son titularidad de La Frontera Perdida, a quien corresponde el ejercicio exclusivo de los derechos de explotación de los mismos en cualquier forma y, en especial, los derechos de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación.

Derechos reservados

2. Tanto el acceso a este web como el uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo es de la exclusiva responsabilidad de quien lo realiza. El autor no responderá de ninguna consecuencia, daño o perjuicio que pudieran derivarse de dicho acceso o uso de la información.

Derechos reservados

3. Se permite la reproducción parcial (no así la total), su traducción, inclusión, transmisión, almacenamiento o acceso a través de medios analógicos, digitales o de cualquier otro sistema o tecnología creada o por crearse, siempre que se mencione la fuente o se proporcione un enlace a este blog.